El Cascanueces de la Compañía Nacional de Danza

Por Bruno García Tardón

Entrar en el Teatro Real siempre es diferente, permite oler a arte desde el mismo momento que atraviesas la puerta y sabes, casi con total seguridad, que es posible que la salida sea con las emociones a flor de piel y con las palmas doloridas por los aplausos.

Sigue leyendo

Anuncios