Mis primeras cuatro estaciones de Ara Malikian

Por Laura y Elena Capote

Nunca se me ha dado bien la música… ¡aún recuerdo cómo desafinaba con la flauta cuando iba al colegio! Pero lo que sí me gusta es escucharla… y, sobre todo, me gusta ver la cara de mi sobrino de 4 años cuando le traemos algún instrumento nuevo de algún viaje, o cuando se pone a tocar el tambor o la armónica que le regalaron cuando tenía algo menos de dos años. Por el motivo que sea (ninguno somos grandes entendidos en estas cuestiones), a Daniel le gusta la música. Le gusta crearla y le gusta escucharla. Sigue leyendo

Anuncios