El desván de los hermanos Grimm de Escenoteca

Por Jesús Eguía Armenteros

Como evidenció Kant, los condicionantes del conocer humano son el espacio y el tiempo y estos, por tanto, determinan nuestro concepto del mundo. De ahí que el teatro sea espacio y tiempo en conflicto. El Desván de los hermanos Grimm es un ejemplo perfecto de laboratorio sobre qué clase de espacio y tiempo deben operar en un teatro destinado a un público infantil —y no tan infantil—. Solía insistir el emblemático crítico Medina Vicario en que los hallazgos o errores de una función suelen estar causados por la comprensión o incomprensión del género o géneros dramáticos con los que se trabaja. La directora, dramaturgista y actriz Pepa Muriel se ha arriesgado en la frontera entre el cuentacuentos, el arte del contador de historias, y el teatro, el arte de la acción dramática y la transformación, en un juego de ser lo no se es para significar otra cosa.

Sigue leyendo

Anuncios

Canciones y cuentos con Crispín d’Olot

Por Eva Llergo

A pesar de que los espectáculos de cuentos son unos de nuestros favoritos (“el contar” nos pertenece como “el respirar”), no habíamos tenido la oportunidad de elaborar una crítica sobre ninguno de ellos. ¡Qué suerte, por tanto, estrenarnos con nada más y nada menos que el juglar Crispín d’Olot!

Sigue leyendo

Titiricuentos de Teatro Gorakada

Por Eva Llergo

Titerescena nos trae esta vez el espectáculo Titiricuentos de  Teatro Gorakada. Y, ¿qué es Titiricuentos? ¿Un espectáculo teatral con marionetas donde de paso se cuentan cuentos o un cuentacuentos donde las voces de los personajes se escuchan a través de los títeres? La pregunta es tan legítima como indescifrable. Y es que, como afirma Teatro Gorakada en su página web, la carne y alma del espectáculo se materializa “con voces de cuentacuentos y cuerpos de marioneta”. Sigue leyendo

Big Pumpkin por Stibi (Tales from the box)

Por Elena Capote

Érase una vez… (o tal vez debería decir “once upon a time…”) un divertido cuento con una temática puramente anglosajona pero que cada vez se va introduciendo más en nuestras casas en esta época del año. Personajes como brujas, vampiros, fantasmas y momias que hacen el deleite de los más pequeños.

Big Pumpkin trata sobre la necesidad de la cooperación y la amistad al estilo de cuentos tan conocidos como A qué sabe la luna (Michael Grejniec), en los que la trama narrativa se sucede a través de una estructura basada en la repetición y el encadenamiento y en la que van apareciendo alternativamente todos los personajes. Personajes que durante el espectáculo son recreados magníficamente por StibiSigue leyendo