El faro de los colores de Ñas teatro

Por Eva Llergo

El faro de los colores de Ñas teatro cuenta la historia de Naty, una aguerrida niña que decide embarcarse en una aventura para descubrir si las historietas sobre la Isla del Fin del Mundo y su hermoso faro de los colores que siempre le contó su admirado abuelo son verdad o solo cuentos, como piensan “los mayores. En este periplo, como suele suceder, hará un viaje interno aún más importante con el fin de reconocer sus emociones y aceptar la marcha de su abuelo.

Sigue leyendo

Anuncios

La granja de Teatro Teloncillo

Por Bruno García Tardón

Todo lo que huele a barrio, huele bien…

Cuando te acercas a un barrio con la solera de Moratalaz (el paraíso terrenal para Sabina…) y del que guardas tantos y tan buenos recuerdos, todo parece pintar bien… Además, la programación para el Centro Cultural El Torito, ese siete de junio a las 18h, también tenía solera. ¡50 años de trayectoria los de la Compañía Teloncillo!

Sigue leyendo

Colgando de un hilo de Di Filippo Marionette

Por Eva Llergo y Nora Ceballos

“Mamá, de mayor quiero ser titiritera”, me confiesa Nora (5 años) en cuanto la compañía italo-australiana Di Filippo Marionette aparece en escena con su espectáculo Colgando de un hilo dentro de la edición de 2019 del festival segoviano Titirimundi. Y la verdad es que la entiendo. A mí me llega un poco tarde el impulso como para asumirlo al pie de la letra; pero es que la energía, el encanto, la magia, la compenetración, el “buen rollo”, en resumen, que destilan Remo Di Filippo y Rodha Lopez en escena con sus marionetas hace pensar que con solo el hecho de asumir esa profesión como propia tienes garantizado el derecho a la felicidad.

Sigue leyendo

Bubbles de Ñu Accents

Por Eva Llergo

¿Qué es Bubbles? Podemos definirlo como un delicioso espectáculo de pequeño formato para iniciar a los más pequeños en el teatro y, de paso, ofrecer algunas nociones básicas de inglés (los colores, los números, etc.). Nos gusta más verlo así que viceversa: espectáculo de pequeño formato para iniciar a los más pequeños en las nociones básicas del inglés y de paso ofrecer una de sus primeras experiencias con el teatro. ¿Por qué? Sigue leyendo

Noone’s Land de Merlin Puppet Theatre

Por Araceli Hernández y Marta Larragueta

En la pequeña y oscura sala hay una estructura, casi como si de un tenderete de mercado se tratase, con un espantapájaros en el centro. Se encuentra levemente iluminado, con los brazos caídos, y está sobre un prado grisáceo, enmarcado por una farola oxidada y apagada y un desnudo y famélico tronco. El conjunto tétrico todavía no destaca demasiado entre la negrura que inunda las cuatro paredes.

Sigue leyendo

Hansel e Gretel fratelli di cuore di Ortoteatro

Per Valentina Vittadello

Una storia come altre dei fratelli Grimm con diversi passaggi scabrosi: l’abbandono da parte dei genitori, l’angoscia di ritrovarsi da soli nel bosco, la strega che vuole mangiarsi i bambini. Più di un elemento per temere che lo spettacolo se mal rappresentato possa trasformare la nostra tranquilla domenica con i bambini( di 5 e 2 anni) in tragedia.

Sigue leyendo

Crusoe de Markeliñe

Por Eva Llergo

Las aventuras del náufrago Robinson Crusoe que Daniel Dafoe ideó en 1719, y que rápidamente se convirtieron en el primer “best seller” de novela juvenil -sin pretender ni lo de “best seller” ni lo de “juvenil”-, se ha convertido hoy ante nuestro ojos por obra y gracia de Markeliñe en una “metáfora de la vida”. Sigue leyendo

¡Moon! de L’Om Imprebís

Por Marta Larragueta

Este fin de semana nos hemos acercado a los Teatros Luchana, a ver qué era eso de ¡Moon! que habíamos visto en su programación. Nada más llegar, nos sorprende la energía que hay en el pequeño hall de entrada; un montón de niños y mayores esperan para entrar en una u otra sola y el ambiente está lleno de risas, gritos nerviosos y conversaciones alegres. De momento, pinta muy bien.

Sigue leyendo

Las niñas del parque

Por Coral Gil

No sé si es el despertador el que con sus gritos nos anuncia que otro día de caos vital nos espera, o es el agua de la ducha el que diluye lo poco que queda de nuestros sueños una vez que nos despojamos del pijama. Lo cierto es que son muchos los días en que nos ponemos el vestido del letargo infinito y las gafas de no ver y nos lanzamos a recorrer la esfera del reloj, perdidos entre dos ideas antagónicas, una es que las horas pasen pronto para poder abandonar el puesto de trabajo y marcharnos a hacer lo que realmente nos gusta y la otra es que pasen despacio para ver si realmente nos da tiempo a hacer algo de eso que realmente nos gusta y que pocas veces conseguimos hacer, excepto cuando nos volvemos a poner el pijama y de nuevo caemos en ese querer que los minutos pasen pronto para caer lo antes posible en brazos de Morfeo y querer que pasen despacio para que nos dé tiempo a soñar lo más posible antes de que el despertador… ya sabéis.

Sigue leyendo