Colgando de un hilo de Di Filippo Marionette

Por Eva Llergo y Nora Ceballos

“Mamá, de mayor quiero ser titiritera”, me confiesa Nora (5 años) en cuanto la compañía italo-australiana Di Filippo Marionette aparece en escena con su espectáculo Colgando de un hilo dentro de la edición de 2019 del festival segoviano Titirimundi. Y la verdad es que la entiendo. A mí me llega un poco tarde el impulso como para asumirlo al pie de la letra; pero es que la energía, el encanto, la magia, la compenetración, el “buen rollo”, en resumen, que destilan Remo Di Filippo y Rodha Lopez en escena con sus marionetas hace pensar que con solo el hecho de asumir esa profesión como propia tienes garantizado el derecho a la felicidad.

Sigue leyendo

Anuncios

Ludo Circus Show de Ludo Circus

por Elena Capote

Decididos por degustar un espectáculo más de los presentados por Teatralia 2019, conscientes de la calidad de los mismos, nos enfrascamos en esta aventura que, a priori, nos generaba algunas dudas… ¿un circo en un teatro?, ¿aportará algo nuevo? ¿o supondrá la mera exhibición de las técnicas circenses en un escenario diferente? Nuestras dudas pronto se resolverían.

Sigue leyendo

Crusoe de Markeliñe

Por Eva Llergo

Las aventuras del náufrago Robinson Crusoe que Daniel Dafoe ideó en 1719, y que rápidamente se convirtieron en el primer “best seller” de novela juvenil -sin pretender ni lo de “best seller” ni lo de “juvenil”-, se ha convertido hoy ante nuestro ojos por obra y gracia de Markeliñe en una “metáfora de la vida”. Sigue leyendo

Pagagnini de Yllana y Ara Malikian

Por Araceli Hernández y Marta Larragueta

Se apagan las luces en el Teatro Infanta Isabel, se desvanecen gradualmente los últimos murmullos en el auditorio, las cabezas se vuelven expectantes hacia el descarnado escenario (un espacio negro, vacío, cobijado entre dos brillantes cortinas coloradas). De pronto, un insólito violín a nuestras espaldas. Entre las butacas, hacen su entrada tres músicos vestidos con chaqué negro y haciendo sonar sus instrumentos (de momento, dos violines y un chelo). Cuando llegan al escenario, inician la interpretación de una pieza que pronto se ve interrumpida por la irrupción en escena del cuarto mosquetero (otro violín). Cuatro músicos que son cuatro personajes perfectamente definidos, que sin mediar entre sí apenas un par de palabras, y a través de la “voz” de sus instrumentos, van desgranando su historia.

Sigue leyendo