Óscar, el niño dormido de El espejo negro

Por Eva Llergo

Ciertamente la literatura infantil, y también el teatro, están cada vez más instrumentalizados. Es decir, parece que muchos autores que piensan en el público infantil no conciben sus obras para generar amor por la literatura, fomentar la imaginación, el espíritu crítico, la creatividad o la empatía a través del conocimiento de otras realidades. A juzgar por muchas de las publicaciones infantiles actuales sus autores parecen escribir pensando en la literatura como un pasaporte en primera clase para el acercamiento (cuando no adoctrinamiento) sobre los más diversos temas: la tolerancia, los mamíferos o la etnia gitana. Muchos autores se defienden de esta crítica alegando que es la sociedad (léanse las familias) quien demanda, quizás por falta de formación literaria o por exceso de apego a la educación emocional, que las obras que ofrecen a sus hijos tengan ese “valor añadido”, esa dichosa moralejita que subraya la Utilidad (así con mayúscula) del libro en cuestión. (Olvidan quizás también los papás  -o los mayores en general- que los niños son capaces de captar los valores de una historia incluso aunque  no se les subrayen con triple línea fosforita y con relieve).

Sigue leyendo

Anuncios

Moby Dick de Vuelta de Tuerca

 

Por Fernando Solís

Llegó la navidad y con ella toda la oferta de espectáculos infantiles desborda las carteleras de los teatros. De esta manera, elegir una obra dentro de las múltiples opciones que existen en Madrid resulta algo complicado. Si, además, vamos a una sala multiprogramación como, por ejemplo, Los Teatros Luchana la cosa se torna en algo parecido a un juego de azar, casi como el de la lotería navideña. Así, guiado por mi intuición, la estética del cartel y el título de la obra, me dispongo a ver Moby Dick de la compañía de teatro Vuelta de Tuerca. Sigue leyendo

Romeo & Juliet de Ultramarinos de Lucas

Por Fernando Solís

Shakespeare es, probablemente, el autor clásico más representado. Tanto en obras dirigidas al público adulto, como en obras para la infancia y la juventud, este autor ha sido versionado, adaptado e interpretado de tantas maneras como podamos imaginar. Y si tuviésemos que elegir, dentro de su vasta obra, un título que se llevase la palma por ser el más  conocido por todo tipo de públicos y edades, podríamos pensar, sin miedo a equivocarnos, en Romeo y Julieta. Por otro lado, si resulta realmente complicado adaptar un clásico del siglo XVI a la actualidad, aún más complicado se torna el asunto si esa adaptación está destinada a un público adolescente.

Sigue leyendo

Se suspende la función de A Flote Teatro

Por Eva Llergo

El premiadísimo Fernando Lalana, el dramaturgo detrás de Se suspende la función, define a su criatura como “una gamberrada teatral”. Y no nos extraña nada el adjetivo elegido porque Se suspende la función es ante todo una criatura de teatro en su estado más puro de desinhibición. Un guiño metateatral  enroscado sobre sí mismo con tirabuzón y vuelta y media, cuya meta principal es congraciarnos con el arte dramático a golpe de pura risa. Y esto es bastante oxigenante en un mundo en que mucha de la literatura destinada a los niños trata de convencerles (y convencernos) a punta de pistola del valor de algún valor… valga la redundancia.  Sigue leyendo

El árbol de Julia de A Flote Teatro

Por Eva Llergo

Luis Matilla es mención obligada en cualquier curso de teatro para niños. En mis clases de literatura infantil hemos analizado sus textos para adelante y para atrás, hemos desgranado su filosofía teatral, hemos visto grabaciones de sus montajes y absorbido sus lúcidas palabras sobre la situación del teatro infantil actual… Es, pues, para mí un viejo conocido. Sin embargo, hasta hoy no había tenido la fortuna de poder asistir en directo a la puesta en escena de uno de sus textos.  Sigue leyendo

Dando la nota de Elisa Lledó

Por Natalia Narbón

Generalmente los textos y montajes infantiles tienen guiños, gags y puntos de humor para acercar al niño a la historia que se está contando.

En Dando la nota es la premisa fundamental y llega a los más pequeños de la mano de Elisa Lledó, actriz y experta en comedia que escribe, dirige y actúa en esta obra.  Lo hace en Microteatro por dinero, sala muy conocida donde los más pequeños disfrutan de una programación amplia y extensa. Acompañada de Yaldá Peñas que hace que sea la pareja perfecta para contar esta historia. Sigue leyendo

Retahilando de Eugenia Manzanera

Por Eva Llergo

Hace años que seguimos de cerca a Eugenia Manzanera y sus espectáculos infantiles. Y le debemos mucho: nos cambió la percepción del tiempo con su Caracoles, nos despertó todos los sentidos (¡hasta el sexto!) con su Historias con Candela, y, definitivamente, nos cautivó con su comprensión y expresión del mundo infantil en sus primeros años y su filosofía de lo corporal (y extracorporal) en CorporeOh! En todas ellas había un nexo común y era el uso del folclore como lenguaje de expresión artística, como conexión con esos primeros momentos vitales en los que la vida se nos traduce y cobra sentido a golpe de retahíla.

Sigue leyendo

Las aventuras de Huckleberry Finn de Ultramarinos de Lucas

Por Alejandra Gil

Cuando vi anunciada, en el Teatro Principal de Alicante, la adaptación de la deliciosa novela de M. Twain, Las aventuras de Huckleberry Finn, saqué inmediatamente la entrada. No fue solo la fascinación que siento por el autor de narraciones clásicas de la LIJ, sino la curiosidad, traducida después como aprendizaje, por explorar fórmulas de lectura que puedan llevarse al aula y a las familias. La experiencia de asistir a obras de teatro bien en familia o con grupos de alumnos, además de crear hábitos de ocio compartidos, permite abrir las obras a la construcción de significados en la conversación, enriqueciéndonos en el  más allá de la asistencia a un espectáculo de entretenimiento.

Sigue leyendo

¿Por qué lloras, Marie? de Marie de Jongh

Por Eva Llergo

Cuando uno lee la sinopsis de ¿Por qué lloras, Marie? lo primero que sorprende es el tema: las aventuras y desventuras de una niña problemática y sus cuidadores en una guardería. A priori parece un tema muy vinculado a la primera infancia, por la cotidianidad. Sin embargo, si uno lo incluye entre los demás argumentos de las obras infantiles actuales, relumbra por su singularidad. No es ni una adaptación de un clásico, ni tiene personajes de cuentos, ni animales protagonistas. Sí coincide con los que la literatura infantil trabaja como tema para las edades de infantil: el mundo cotidiano del bebé que, reflejado en los libros, le ayuda a nombrar el mundo. Llegamos, pues, llenos de expectativas a la puesta en escena de la obra y lo que encontramos nos satisface porque la obra va mucho más allá de una reflejo simpático del mundo infantil.

Sigue leyendo